Qué visitar en la ciudad de Sirmione

Castillo de Sirmione

Durante el año es sabido que la ciudad de Sirmione recibe miles y miles de turistas provenientes de diferentes partes del mundo. Siendo una pequeña península de 4 kilómetros ubicada en las orillas meridionales del Lago de Garda en el centro norte de Italia, se recomienda su visita dentro de la época de verano o primavera.

Les digo esto porque podrán disfrutar muchísimo de los colores con los que cuenta. Es increíble ver para todos lados y descubrir preciosas flores de todo tipo, un sol radiante que vale la pena disfrutarlo hasta que la noche se apodere del lugar.

Por otra parte, no quiero olvidarme de recomendarles que prueben los riquísimos helados artesanales que se realizan. Hay una gran cantidad de atractivas heladerías en Sirmione, donde en cada una de ellas podrán encontrar gustos muy variados, típicos del lugar y su delicia es indiscutida.

Dirigiéndonos por la línea cultural del sitio, me gustaría poder brindarles una serie de lugares turísticos, como se suele decir, para que anoten en su libreta de sitios pendientes por conocer. Por favor, tomen nota y no olviden ningún detalle de lo que os voy a contar.

Comenzaremos hablando del famoso Castillo de Sirmione, llamado en la actualidad como Rocca scaligera, ubicado al final de la península de unos dos kilómetros de largo en el Lago de Garda. Si nos paramos frente a él, les garantizo una impresión inicial completamente impactante.

Sus ingresos se realizaban por puentes levadizos, uno para el paso de personas y otro para carruajes y caballerías, ¿el motivo? Porque el castillo estaba entre medio del agua, sirviendo este hecho como una táctica de defensa.

Continuando con nuestro tour, pasemos a hablar sobre las distinguidas aguas termales. Hay dos sitios a los que pueden acudir: las de Catullo, ubicadas en el casco antiguo y las de Virgilio, localizadas en la intersección de Colombare y Lugana. Lo que diferencia una de otra es que la segunda terma posee curas médicas.

Por último, os recomiendo apuntar la visita al casco antiguo de Sirmione, es realmente muy bello, sobre todo si pueden darse una vuelta un domingo, aunque el mayor problema con el que se podrán encontrar es el tráfico. Dentro del mismo, aprovechen conocer las iglesias de Santa Maria della Neve, San Pietro in Mavino y la de Sant’Anna.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Sirmione



Deja tu comentario