Itinerario por el Monte Celio

Monte Celio

El Monte Celio o también llamado la Colina de Celio, es una de las siete colinas de Roma. Esta colina recibió su nombre por Celio Vibenna, pero el motivo no quedo muy claro pues hay dos posturas: una que dice que, Celio estableció su campamento en este lugar y de ahí se le dio su nombre o bien que, su amigo Servio Tulio se lo dedico en honor a su muerte. Durante la República de Roma este monte fue una de las zonas residenciales más ricas dentro de la población romana.

En esta colina se ha realizado varios trabajos arqueológicos en los Baños de Caracalla y allí, han sido descubiertos restos de bellas villas romanas en muy buen estado de conservación, pues estaban decorados con magníficos murales y mosaicos. Actualmente, en este lugar se encuentran la Basílica de San Juan y de San Pablo y la Basílica de San Stefano Rotondo.

Un itinerario que os proponemos para seguir en este monte Celio, es el siguiente: os recomendamos empezar en la Plaza Santi Quattro Coronati y terminar en la basílica de San Clemente situada en la Piazza San Clemente:

Plaza Santi Quattro Coronati: empezamos nuestro recorrido desde esta bella plaza, desde la que accederéis a una serie de edificios, de los cuales, el primero es el más importante pues en él viven las monjas Agustinas de Roma.

Aquí, debéis hacer varias cosas si queréis descubrir uno de los secretos escondidos de Roma. Nada más pasar su atrio de entrada y girar a la derecha, encontrareis la puerta principal del monasterio, la cual siempre está cerrada, pero posee una campanilla que si la tocáis, aparecerá una hermana que os pedirá un euro y con ello, os dará una llave la cual tendréis que devolver en cuanto hayáis abierto la puerta que se halla a vuestras espaldas.

Al hacer todo esto, entrareis en una de las maravillas más bonitas de Roma: la Capilla de San Silvestre. Una capilla intacta datada de finales del siglo XIII.

Al salir de esta fantástica capilla podréis entrar en su iglesia, a través de su nave izquierda. Como recomendación, si visitáis esta iglesia, esperad hasta las seis de la tarde que será cuando las hermanas Agustinas vayan saliendo y ocupando su lugar en el coro y con ello cantaran las Vísperas, acompañadas de un órgano.

Recorrido medio: podréis visitar diferentes monumentos como la iglesia de Santo Stefano Rotondo, la de Santa María in Dominica y los Santos Juan y Pablo en el Celio.

Piazza de San Clemente: en este final del recorrido se encuentra la basílica de San Clemente, dedicada al segundo obispo de esta ciudad, Clemente. La recomendación es asistir a ella el día 23 de Noviembre pues es el día de San Clemente y todo lo que se organiza a su alrededor con un pequeño mercadillo incluido, os dejara con un muy buen sabor de boca.

Foto vía: toverod

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Roma



Deja tu comentario