El Templo de Segesta, el mejor conservado

Templo de Segesta

El Templo de Segesta se localiza en la cima del monte Berbaro, dentro de la preciosa isla de Sicilia, en la magnífica Italia.

El nombre del templo se debe a la ciudad en la que se encuentra ya que, Segesta es una antigua ciudad, en la actualidad desaparecida, que se encontraba ubicada en la actual isla de Sicilia. Se construyó por unos arquitectos griegos, como un edificio destinado al uso religioso, entre los años 430 y 420, por el pueblo de los Élimos.

El bonito templo de estilo dórico, posee 35 grandes columnas que se encuentra en muy buen estado de conservación ya que, es considerado como uno de los templos griegos mejor conservados, aunque se encuentre inacabado. Al situarse en la cima de un monte, esta visita os ofrecerá dos cosas maravillosas: una visita interesante y cultural y unas preciosas vistas desde lo alto del valle.

Su magnífica conservación se debe a dos factores fundamentales:

• Primeramente, por encontrarse en perfecto aislamiento, por estar situado encima de un cerro por lo que, a los campesinos y atacantes de esa época, no tenían la tentación de utilizarlo como material para la construcción de sus locales.

• Y la segunda razón es que, este templo nunca ha sido profanado debido a que nunca fue terminado completamente.

Sobre porque este templo no pudo ser acabado, poco se conoce, aunque algunas teorías afirman que la guerra entre Segesta y Selinunte, provocó la escasez de los recursos que poseían para poder construir este templo y eso provocó el tener que posponer la finalización de esta fantástica edificación.

Llegar al templo supone el tener que subir una buena pendiente, aunque no requiere una gran habilidad ni tiene mucha dificultad. Además, como visitas adicionales que se encuentran en sus alrededores, podréis observar el Teatro de Segesta, el cual posee una capacidad para unas 3000 personas y que también tiene un buen estado de conservación.

Un templo increíble por su fantástico estado de conservación y por la belleza de poder observar los edificios que construían en la antigüedad con tanta majestuosidad y grandeza. Un regalo para los ojos.

Foto vía: majots

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Sicilia



Deja tu comentario