Campo de Fiori, mercados más emblemáticos de Roma

Campo dei Fiori

¿Qué tal un nuevo paseo por las calles de Roma? Para ello, nada más genuino que acercarse hasta uno de sus enclaves más icónicos: el de Campo de’ Fiori, situado en la plaza homónima.

No obstante, el dinamismo de este lugar no es nada nuevo: desde el Renacimiento, siempre ha sido uno de los puntos más bulliciosos y animados de la Ciudad Eterna.

Aunque a lo largo de su dilatada existencia la mayoría de los edificios que salpican la plaza se han restaurado, el palacio Pio Righetti, sito en la esquina noreste, continúa rodeado de una cierta atmósfera decadente. Asimismo, el viajero también se sentirá abrumado por los balcones que embellecen la plaza: atestados de plantas, parece que vayan a desplomarse de un momento a otro.

En cualquier caso, lo más recomendable es dejarse caer por la zona a primera hora de la mañana. Es entonces cuando se pone en marcha su famoso y colorido mercado de frutas y verduras, y cuando las terrazas y bares circundantes se llenan de gentes de todas las edades dispuestas a disfrutar de un aperitivo.

En el centro de la plaza, llama poderosamente la atención la escultura que lo preside, y que corresponde a Giordano Bruno, filósofo que fue condenado a la hoguera en el año 1600 tras haber sido acusado de herejía. Quizás por esta razón, esta estatua no vio la luz hasta que los papas perdieron el control político de Roma, durante el período de la unificación de Italia.

Al abandonar la plaza, ante el viajero se desplegará un enmarañado dédalo de callejuelas, salpicadas de talleres de artesanía, joyerías, carpinterías, anticuarios y tiendas de ropa de segunda que, sin duda, harán las delicias de los amantes de las compras.

Para llegar a la plaza de Campo de’ Fiori, se puede tomar el autobús de las líneas 46, 62 y 64 a Corso Vittorio Emanuele.

Foto vía: Josema Azcona

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Roma



Deja tu comentario