Descubrir la Génova del siglo XIX

Piazza de Ferrari

Aunque su nombre no figura entre los destinos turísticos más populares de Italia, la capital de región de LiguriaGénova, también merece el interés del viajero. Y no sólo por ser, supuestamente, la ciudad de natal del almirante más famoso de la historia —allí abre sus puertas la casa natal de Cristóbal Colón—, sino por otros muchos alicientes. Como ejemplo, el post de hoy se acerca a algunos de sus reclamos arquitectónicos y urbanísticos más notables. En concreto, aquellos que vieron la luz en la época decimonónica (esto es, en el siglo XIX).

La elección de esta fecha, que coincide con el gobierno de los Saboya, no es casual. Y es que fue en este período cuando Génova dejó de ser un centro basado únicamente en el comercio para convertirse en un centro industrial de primer orden. Este hito coincidió con una profunda transformación de la urbe, que adquirió su apariencia actual. He aquí la génesis de sus calles rectilíneas y sus plazas centrales, sus nuevas áreas residenciales y el cementerio de Staglieno.

Uno de los lugares más significativos de esta etapa es la Piazza De Ferrari (en la imagen), la plaza más grande y famosa del centro de Génova. Ésta se despliega entre los frescos de un lateral del palacio Ducal y el teatro Carlo Felice. Este enclave debe su nombre al duque de Galliera, Raffaele de Ferrari, que fue uno de los principales impulsores del puerto de Génova y de su vida cultural. El teatro, originario de 1828, fue reconstruido en su práctica totalidad en 1991. A su vez, el viajero también encontrará en esta plaza el edificio de la Bolsa (de factura neobarroca) y la Academia Ligur de Bellas Artes.

En cualquier caso, tampoco hay que perderse la Via XX Settembre, repleta de tiendas, cines y teatros; la Piazza Coervetto o el castillo d’Albertis, erigido a finales del siglo XIX por Enrico D’Albertis, fundador del primer club náutico del país.

– Información práctica para viajar a Génova

Foto: Serge Melki

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Genova



Deja tu comentario