El Sagrado Monte de Belmonte

Sacro Monte de Belmonte

El Sacro Monte di Belmonte fue inscrito en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 2003, como parte del conjunto llamado Sacri Monti del Piamonte y Lombardía. Se encuentra en la provincia de Turín, y es uno de los nueve santuarios que componen el grupo. Está ubicado en Castellamonte, a la entrada del Valle del Orco.

Cuenta la tradición que Arduino, el primer rey de Italia, fue quien incentivó a la construcción del Santuario de Belmonte. La historia certera se inicia, sin embargo, en 1197, cuando surge un monasterio benedictino. En 1326, los monjes fueron reemplazados por las monjas de santa Escolásticas, que dos siglos más tarde fueron desplazadas por el Concilio de Trento.

Fue entonces el turno de los franciscanos menores, que llegaron a principios del siglo XVII. Ellos se encargaron de la reconstrucción del Santuario ya existente, y edificaron en el siglo XVIII la totalidad del conjunto que hoy conocemos. En 1712 se erigieron las primeras ocho capillas y hacia 1781 el complejo estaba casi listo.

Además de su interés histórico, el Sacro Monte de Belmonte se destaca por su invaluable riqueza artística y religiosa, y por el hermoso entorno natural que lo enmarca. En la actualidad, y tras algunas reconstrucciones, se compone de un santuario central rodeado por un camino devoto circular que conduce a través de trece capillas, cada una consagrada a los Misterios del Rosario.

Cada uno de estos recintos guarda frescos y estatuas que representan los momentos más relevantes de la Pasión de Cristo. De autores desconocidos, estas obras son un magnífico ejemplo del arte sacro del siglo XVIII, apartado de las grandes escuelas de la época.

La estatua de la Virgen entronizada es sin dudas una de las principales obras. Fue tallada en madera en el siglo XVI, y se encuentra en el nicho de una cornisa dorada, lo cual resalta su belleza y le da luminosidad.

Foto Vía: Idle especulations

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Turin



Deja tu comentario