Visitar la Plaza Pasquino en Roma

Plaza Pasquino

Una de las plazas menos frecuentadas de Roma  y de las más curiosas es la Piazza Pasquino. Es bastante pequeña, encajonada entre edificios, y no es tanto una plaza como una confluencia de calles, pero su encanto radica en la mutilada estatua que nos observa desde una esquina. Se confunde con el gris de la pared, y tiene los rasgos de la cara muy erosionados, pero lo que más llama la atención son los folios escritos que están pegados por toda su base.

Esta escultura, tan deteriorada por el paso del tiempo, es de hecho la «estatua parlante» más famosa de Roma (hay otras cinco: Babuino, Marforio, Il Facchino, Madama Lucrezia y Abate Luigi). Los romanos de hoy en día exponen a los pies del Pasquino sus quejas a la administración y también críticas políticas casi folletinescas, a veces con un elevado tono, otras burlescas y otras más serias.

Pero todo esto empezó hace mucho tiempo, hace siglos en realidad, cuando un sastre del siglo XVI llamado Pasquino quiso publicar sus críticas a la aristocracia y a la Iglesia. Como era peligroso hacerlo en público y en persona, el hombre decidió que la estatua hablara por él, así que colgó de ella sus notas de versos satíricos. Pronto otros romanos se animaron a hacer lo mismo y la ciudad se llenó de estatuas que hablaban y protestaban por ellos con sus labios de piedra.

Hay otras hipótesis sobre el origen de la afición por enganchar folletines en las estatuas y por el mismo nombre de Pasquino, pero siempre tienen que ver con el genio jocoso y tendente a la discusión de los italianos.

Si nos olvidamos de todo esto, la estatua en sí también es digna de observación. Supuestamente representa a Menelao recogiendo a Patroclo muerto (aunque de este último solo queda un trozo de torso) en la guerra de Troya que narra la Ilíada de Homero, y sería una copia de mármol de un original helenístico de bronce, probablemente del siglo III a.C., que no se colocaría hasta 1501 en el lugar que ahora ocupa.

También en esto hay discusión, pues otros opinan que se trata de una representación de Ayax sosteniendo a Aquiles o Hércules en lucha con un centauro. Y es que el Pasquino es uno de los muchos misterios de Roma.

– Información práctica:

  • Piazza di Pasquino está muy cerca de la Piazza Navona, realmente, al lado. Si vas por Via de Santa Maria dell’Anima llegas enseguida.
  • Se puede llegar con el autobús que se dirige a Corso Vittorio Emanuele.

– Artículos relacionados:

Foto vía: angellenalemania

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Roma



Deja tu comentario