Positano, un lugar donde reina la magia

Positano

En esta oportunidad les contaré de un pueblito que me ha maravillado. En el aire de este pueblito se respira tranquilidad, paz, pero sobre todo, se respira magia. Así es, se respira magia. Les estoy hablando de Positano, un pequeño pueblito que se encuentra en la Costa Amalfitana.

Quien esté paseando por las callecitas de Positano, vivirá un viaje en todo sentido. La mente se dejará llevar por el encanto de sus calles, del mar y de los lugares de por ahí. Se transportará a un estado de paz y tranquilidad, con una cuantiosa belleza para admirar. Por lo menos, esa fue mi sensación cuando tuve el placer de estar allí.

Positano, como he dicho, se encuentra en la Costa Amalfitana en la región de Campania. Es una pequeña comuna con casi 4.000 habitantes, que está situada sobre la ladera de una montaña, a orillas del Golfo de Salerno. Como se pueden imaginar, tiene todos los componentes para que la visita a este lugar sea mágica.

El pueblo se va distribuyendo en la montaña, con muchas callecitas que se van conectando entre sí, y cientos y cientos de escalones que van conduciendo a distintas placitas o lugares de compras donde la gente disfruta mucho. Pero esto no es todo, no se sorprendan al estar subiendo o bajando un escalón, o caminando por una de las callecita, toparse con la espectacular vista que ofrece Positano;  como, por ejemplo, el archipiélago de li Galli.

El archipiélago de li Galli se compone por tres islotes, Gallo Lungo, Castellucio y Rotunda, que se pueden apreciar desde Positano. Un dato para que puedan admirar más a este lugar, es conocer la leyenda que cuenta que ese archipiélago era el preferido por las sirenas que andaban por el Golfo, para bañarse allí. Actualmente, estos islotes han pasado a ser propiedad privada, habitando en ellos muchos artistas famosos.

Para quienes se han interesado en Positano, y desean descubrir la magia de allí, les comento que está situada a unos 40km de Nápoles, y desde ahí mismo salen micros que recorren la Costa Amalfitana, teniendo Positano su parada propia. Los boletos son muy accesibles. Claro que también pueden acceder por auto, moto o barco.

El viaje hasta allí, es una aventura para sumar a la magia de Positano. Yo he ido con una amiga en micro, el cual lo tomamos en Nápoles, y realmente se convirtió, el viaje solo, en una de las anécdotas más destacadas del viaje. El camino es angosto y por allí circulan una gran cantidad de micros, combis, autos y motos, en busca de las maravillas que tiene la Costa Amalfitana. Pero hay que sumarle las vueltas sinuosas que da el micro, teniendo la pendiente de un lado, y del otro lado, las numerosas rocas de la montaña, que observan atentamente el paso de cada vehículo. Algo para no perderse.

Foto Vía: Caprionline

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Positano



Deja tu comentario