San Francisco de Asis en Greccio

Santuario de Greccio

Entre Roma y Asís, a pocos kilómetros de Rieti, se encuentra la pequeña población de Greccio. Situada en la pendiente del Monte Lacerone, a 705 metros de altitud, y encima de una escarpada roca se levanta majestuoso el Santuario de San Francisco de Asís en Greccio.

Se trata de un lugar lleno de misticismo. Todavía se conserva la iglesia Antigua y el convento del siglo XIII, al que se le han añadido algunas construcciones nuevas. En el convento se puede ver la que dicen era la celda donde dormía San Francisco, con apenas siete metros de longitud por casi dos metros de anchura, excavada en la roca. Aquí, es donde el Santo no podía dormir por culpa de una almohada de plumas que le regaló Juan Velita, señor del Castillo de Greccio.

En el piso superior del convento hay otro dormitorio, de la segunda mitad del siglo XIII, todo de madera, con celdas a ambos lados. Además hay ón hay un coro del siglo XVII que conecta con la primera iglesia dedicada a San Francisco después de su canonización en 1228. En una capilla lateral podemos ver un retrato del siglo XIV, que representa a San Francisco con los estigmas y con un pañuelo en actitud de limpiarse los ojos, afectados por una grave infección que prácticamente lo dejó ciego al final de su vida.

Hoy en día, la gruta que sirvió de altar y pesebre la Navidad de 1223 y donde creyeron ver al niño Jesús dormido, es una capilla en honor a San Francisco. Desde entonces, en Italia se impuso la tradición de poner un pesebre con la figura de un niño en las Navidades.. Pero aún se conserva la roca que sirvió de altar y de pesebre. Sobre la pared frontal hay restos de algunos frescos de la escuela de Giotto, de los siglos XIII-XIV.

Desde el Santuario se puede contemplar el Castillo de Greccio y el valle de Rieti, todo ello rodeado de encinares de gran hermosura y gran porte. Además de observar las vidrieras de 1959 que representan el Nacimiento del Niño Jesús. Muy cerca de allí se encuentra la celda donde el santo se retiraba a rezar.

Si quieres aprovechar al máximo el viaje, recuerda también que en esta zona se puede realizar la ruta de la Trufa y la Castaña, promovida por la oficina de Turismo de Rieti, y en la que se pueden visitar otro pueblos de la zona, degustar su gastronomía e incluso realizar alguna actividad para la recolección de estos dos productos.

Imprimir

Categorias: Lazio



Deja tu comentario