Manarola, la paz de Cinque Terre

manarola

Manarola, es otro de los cinco pueblos que conforman el Patrimonio de la Humanidad de Cinque Terre. Este pueblo es muy antiguo, quizás el más añejo de todos, evidenciando este aspecto en cada uno de sus sitios, pero muy bien conservado para disfrutar y con un alegre colorido que le da la vivacidad que merece. A su vez, es un pueblo muy pequeño que contiene en su aire una tranquilidad hermosa.

El nombre Manarola deriva del latín “Manium arula”, lo que significa Templete dedicado a las Manos, es decir, a los dioses romanos de la casa. Y al igual que muchas regiones y pueblos de Italia, los habitantes de Manarola conservan su dialecto de origen, el manarolese.

La característica de este pueblo está dada por su combinación exquisita de roca, color, tranquilidad, agua, historia y habitantes que logran hacer del viaje a Manarola, un viaje distendido, placentero, sin problemas, y con mucho para descubrir.

Otra de las atribuciones que tenemos que hacerle a este pueblo, es sobre sus industrias locales, las cuales son excelentes en lo que hacen; pesca y viticultura. El vino de Manarola, el Sciacchetra, es reconocido en muchos lados por su buena calidad. Así que si viajan a este pueblo de Cinque Terre, ya saben que una parada para disfrutar de este renombrado vino, no puede faltar en el itinerario.

La calle principal de Manarola es la “Vía di Mezzo”, allí podrán encontrar variedad de lugares para comer, bares, locales artesanales y artistas lugareños que exponen preciosas artes para llevarse de recuerdo del pueblo. Antiguamente, esta calle también fue de una vital importancia en el casco antiguo, pero luego el arroyo Groppo se ha hecho de parte del lugar.

Otra vía imperdible, sobre todo para enamorados, es la “Vía dell´Amore”, esta calle une Manarola y Riomaggiore, el cual invita a potenciar el amor por medio de sus paisajes hermosos.

Así mismo, para que agenden para el verano, Manarola contiene una piscina natural de piedras que da un encanto singular para disfrutar de un plácido baño. Sinceramente recuerdo pocos lugares con una “piscina” de este particular estilo.

También podrán observar, al igual que en los otros pueblos que conforman Cinque Terre, muchas casas torres, construidas antiguamente para la defensa del lugar contra los constantes ataques.

Por último, deben agendar la plaza del pueblo, la cual concentra los edificios religiosos. Allí podrán visitar la iglesia parroquial del año 1338 de un estilo gótico, el oratorio y la torre campanario.

Quienes quieran tranquilidad, sin lugar a dudas deben evaluar viajar a este pueblo, el cual les permite combinar los días con conocer las otras tierras de Cinque Terre.

Fotovia: Fotografieitalia

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: La Spezia



Deja tu comentario