El monumento ecuestre de Gattamelata en Padua

Monumento Ecuestre de Gattamelata

La Gattamelata es monumento ecuestre levantado frente de la Basílica de San Antonio de Padua, en la Plaza del Santo. Fue realizada por Donatello en 1453 para honrar al condottiero de la república véneta Erasmo de Narni, conocido como Gattamelata (o “gata melosa”), y fue la primera estatua en honor de un guerrero de todo el mundo Moderno.

Esta obra fue pensado como monumento-tumba, es decir, con la cámara funeraria. Arriba está la escultura de bronce de bulto redondo de 340 x 390 cm, que se apoya sobre un zócalo de base de 7,80 x 4,10 metros que originariamente estaba destinada ser el sitio de eterno descanso del condottiero, destino que no se realizó. La escultura evoca el estilo de la tradición antigua romana, pues Donatello se inspiró en la escultura ecuestre de Marco Aurelio en Roma. Ambas estatuas estan realizadas en bronce, son de gran escala, poseen un fuerte sentido del equilibrio y la dignidad, y cuentan con una multiplicidad de puntos de vista.

Es típico del autor el naturalismo de las formas, mostrando una serenidad y una penetración psicológica inigualable -tanto en el jinete como en el caballo-. Como retrato, glorificar al personaje, pero también hace hincapié en las virtudes del militar y el poder de la autoridad sobre la fuerza bruta, que muestra el dominio del caballo de un modo austero y sobrio.

La imagen de Gattamelata fusiona lo real con lo ideal, pues el rostro del guerrero está individualizado, continuando el estilo de retratística patética que Donatello mostró en obras anteriores, como sus profetas del Campanile de Florencia, pero también encontramos ciertos rasgos ideales de nobleza romana de carácter celebrativo. Por otra parte, la armadura está realizada al estilo moderno realista, pero con pequeños detalle clásico idealista, como la gorgona alada sobre el pecho. El caballo no es un personaje secundario, puesto que su enorme tamaño revela una fuerza que es contenida por la autoridad del jinete.

Como siempre, Donatello no escatimó talento y vaciló en recuperar uno de los modelos clásicos para crear el primer retrato ecuestre escultórico del Renacimiento.

Foto vía: bluffton

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Padua



Deja tu comentario