Leonardo Da Vinci, sus obras en Italia

Leonardo da Vinci

Leonardo Da Vinci: paradigma del maestro renacentista, hombre adelantado a su tiempo, pionero en sus inventos, investigador infatigable, genio en sus obras de arte. Todos los epítetos suenan huecos cuando se trata de describir a este hombre polifacético que nació un afortunado día de abril de 1452 en la ciudad italiana de Vinci.

Hoy en día sus obras y sus cuadernos están dispersos por diferentes museos del mundo, que guardan celosos cada obra de este maestro. Algunas de las más conocidas están el el Louvre (La Gioconda, La mujer del armiño); otras de Londres, en San Petersburgo, etc. Sin embargo, todavía son muchas las que quedan en Italia para que los amantes del arte y también los simples curiosos puedan deleitarse con ellas.

En Florencia, la Galería de los Uffizi atesora una de sus pinturas: La Adoración de los Magos; y también se enorgullece de tener un cuadro de Andrea Verrochio en el que participó Leonardo. Así, el ángel de la izquierda y el paisaje neblinoso del Bautismo de Cristo son obra de un joven Da Vinci. Se dice que Verrochio, después de ver la calidad del ángel decidió no pintar nunca más en toda su vida.

La Scapigliata de da Vinci

Hay dos lugares en Milán que poseen una obra del maestro. Uno es el refectorio de Santa Maria delle Grazie, en cuya pared principal puede admirarse el fresco de La Última Cena, obra maestra indiscutible y que causó un gran impacto ya en su época. Hoy en día, desgraciadamente sus condiciones de conservación no son muy buenas. A pesar de ello es una visita ineludible. El otro lugar con una obra de leonardo, en este caso Retrato de un Músico, es la Biblioteca Ambrosiana.

Una obra incompleta es Cabeza de muchacha, más conocida como La Scapigliata (se puede traducir por «La despeinada»). Se encuentra en la Galería Nacional de Parma y sería un estudio para una madonna. Esta obra es muy interesante porque da una sensación de realidad impresionante, pese a ser solo un boceto, mostrando la genialidad de su autor.

Y quedan dos obras más de Leonardo en Italia, ambas muy conocidas, tanto que se han convertido en la «marca personal» del artista. Una de ellas es su Autorretrato, que se halla en la Biblioteca Real de Turín, donde vemos a un Leonardo viejo y canoso, de barba larga y pobladas cejas. El otro es el Hombre de Vitruvio, su archiconocido estudio del cuerpo humano, que ahora se encuentra en la Galería de la Academia de Venecia.

– Información práctica:

  • Una interesante obra sobre Da Vinci es Leonardo. El vuelo de la mente, de Charles Nicholl (Ed. Taurus).

– Artículos relacionados:

Foto 1 Vía: biografiasyvidas
Foto 2 Vía: geocities

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Arte y Cultura



Comentarios (1)

  1. paolaa dice:

    impresinanteee..!

Deja tu comentario