La Fuente de Hercules y Anteo

Hercules y Anteo, Gran fuente de la Villa de Castello

Hércules y Anteo es un tema habitual del arte italiano del Cinquecento. Esta fuente, llamada la “Gran fuente” de la Villa de Castello fue diseñada por Niccolò Tribolo, quien ya habíamos hablado anteriormente. De mayor tamaño que la Fuente del Laberinto, tenía un gran volumen de agua proveniente de las fuentes en los niveles superiores del jardín.

Sobre un basamento octogonal central, una gran taza circular apoya sobre garras de animales, rodeada de figuras de niños en posturas variadas y putti de bronce recostados que se asoman y parecen mirar hacia abajo. En el pedestal central elevado se ubican parejas de niños con ocas, de cuyos picos brotan chorros de agua; otros elementos ornamentales enriquecen el pedestal, como máscaras y triglifos; termina en la parte superior con grandes volutas y máscaras.

Esta sección del pedestal sostiene una segunda taza con máscaras de cabra (símbolo de Cosme I) que se asoman a modo de gárgolas y arrojan agua en la taza inferior. También vemos una pequeña repisa donde se sientan cuatro putti sobre delfines que vierten agua en la taza intermedia.

El grupo escultórico de Hércules y Anteo de bronce corona la fuente, fundido por Bartolommeo Ammanati hacia 1559 según un modelo de Tribolo. Este responde a la tipología de «figuras en lucha», popular en aquel entonces gracias a Miguel Ángel. Tal como cuenta el mito de Anteo, Hércules lo sostiene en alto, a quien aprieta por la cintura, mientras éste levanta la cabeza y lanza un alto chorro de agua que cae en forma vertical. Sus movimientos muestran el deseo de liberarse de la estricta sujeción a la arquitectura.

La fuente crea relaciones animadas entre las caídas de agua y las figuras, jugando con el potente chorro ascendente que lanza la figura de Anteo, los chorros curvos y delgados que surgen de las figuras en los niveles intermedios y la cortina de agua que cae desde la taza inferior. Es evidente la función decorativa del agua por su dinamismo, su brillo y transparencia y por las formas que diseña en el aire.

Por la importancia asignada a la escultura, el manejo variado e imaginativo del agua, la utilización de las caídas para relacionar los distintos niveles y unificar el diseño, y la presencia de un elemento central que organiza el conjunto, las fuentes de Castello influyeron en el desarrollo de la fuente urbana de gran tamaño que veremos en próximos artículos.

Las fuentes originales de la Villa de Castello fueron transferidas al museo de la Villa La Petraia. Ambas villas no están muy alejadas entre sí, así que se pueden visitar el mismo día. Las entradas son libres y gratuitas.

Información práctica

  • Villa de Castello
    Via Castello 47, Florencia
  • Villa La Petraia
    Via della Petraia 40, Florencia
  • Horarios de las villas:
    De Lunes a Domingo
    Enero, febrero, noviembre y diciembre hasta las 16.30 hs.
    Marzo, abril, mayo, septiembre y octubre hasta las 18.30 hs.
    Junio, julio y agosto hasta las 19.30 hs.
    Cierra el segundo y tercer lunes de cada mes, Navidad, 1º de Enero y 1º de Mayo.

Foto vía: scultura-italiana

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Florencia



Deja tu comentario