Grappa, un tradicional licor italiano

Grappa

En Italia no sólo es importante un buen plato de comida sino también la bebida que acompaña ese plato o el aperitivo o licor que se toma al finalizar la misma. Son muchos los licores muy consumidos y tradicionales del país, el limoncello, los amaros o el brandy son sólo algunos ejemplos. Y entre ellos no puede dejarse de lado la Grappa.

La Grappa es uno de esos licores que cuenta con una gran tradición, aunque se desconoce el momento exacto en el que comenzó a elaborarse. No obstante, en Italia hace más de 500 años que se elabora esta bebida, tiempo más que suficiente para convertirla en una de las más tradicionales. Ya los campesinos de las regiones alpinas utilizan por aquellos años este licor para aliviar el frío.

Sin embargo, esta bebida de orujo poco refinado que los campesinos tomaban cambió para llegar a ser un licor bien considerado del que disponían los mejores restaurantes.

El licor, que es un aguardiente de orujo, se obtiene de los restos del prensado de las uvas, lo que se llama bagazo, a lo que después le sigue un proceso de destilación y otro de maduración, del que debemos especificar que al menos debe durar doce meses, existiendo licores que han madurado durante varios años y que son considerados exquisitos.

Dependiendo del tipo de uvas utilizadas en sabor de la Grappa varía considerablemente y, por supuesto, también varía su aroma. En este sentido suelen distinguirse entre Grappas de tipo no aromáticos y Grappas aromáticos.

Lo más habitual es tomar Grappa al finalizar la comida, como licor, y éste suele servirse bien frío, sobre todo si es un licor joven. Pero las Grappas que han madurado durante más tiempo se sirven incluso a temperaturas de entre 16 y 18º C.

No es habitual mezclarlo con ninguna otra bebida, aunque existe, por ejemplo, el Caffé Coretto, un café expreso al que se le añade un chorrito de este licor.

En Italia las Grapas son diferenciadas según su lugar de procedencia, así se pueden encontrar, entre otras, Grappa de la Lombardía, del Piamonte y del valle de Aosta, de Trentino o del Veneto, como las más principales y otras no tan abundantes como las provenientes de Emilia-Romagna, Cerdeña o Toscana.

Foto vía Flickr

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Gastronomía



Deja tu comentario