El Perseo de Cellini

Perseo de Cellini

De los héroes mitológicos, Perseo es uno de los favoritos en nuestra cultura. Representado cientos de veces por pintores y escultores, su figura representa el ideal de heroica juventud, quien logró con su astucia vencer a la temible Medusa y rescatar a la bella Andrómeda. Una de las obras más representativas de Perseo es la de Cellini y la veremos en detalle a continuación.

El Perseo de Cellini es la escultura de bronce más importante de mediados del siglo XVI, ya que los bronces planteaban una serie de problemas muy diferentes al mármol. Cellini no tenía que pensar en términos de bloque, sino de modelos preparatorios y de vaciado. Por esa razón las obras en bronce presentaron siempre mayor libertad que las realizadas en mármol, material que el artista concideraba infinitamente más sencillo de trabajar, pues cuando él aceptó el encargo del Perseo, la tradición de trabajo en bronce del Quattrocento florentino estaba ya interurmpida.

En Grecia y Roma, la técnica del vaciado del bronce tenía una antigua y esplendida tradición que se mantuvo hasta la Edad Media. Cuando se le encargó a Andrea Pisano la primera puerta de bronce del Baptisterio de Florencia, no había quien supiera cómo trabajar este metal y fue necesario recurrir a un fundidor de campanas veneciano. Luego Ghiberti fundó una escuela de broncistas en Florencia desde 1403 a 1452 para las siguientes puertas del Baptisterio y hasta Donatello aprendió con él. A principios del Cinquecento, Francesco Rustici trabajó el bronce pero en 1528 dejó Italia, interrumpiendo esta tradición en Florencia.

Cellini tuvo que empezar de cero y ensayó la técnica con el retrato en busto del duque Cosme I. Una vez decidido a comenzar su gran obra, él mismo cuenta que estudió con toda atención la técnica de Donatello, sobre todo su David, y hasta intentó competir con la Judith y Holofernes, obra que, al igual que su Perseo, presenta dos figuras en lucha. Además Cellini perseguía la multifacialidad del grupo escultórico, es decir, las múltiples vistas que tanto predica en su famoso Tratado de escultura y que obligan al espectador a moverse alrededor la obra para poder aprehenderla en su totalidad.

La obra de 3,20 metros, acabada en 1554, presenta al joven y heroico Perseo triunfante, sosteniendo en alto la cabeza de Medusa recién cortada. Su cuerpo dibuja una línea sinuosa que avanza en el espacio en ambos sentidos. Su rostro es claramente idealizado, con un trabajo muy elaborado en cuando al tratamiento del cabello, cejas, ojos, etc, enfatizando la idea de lo exquisito y refinado, también en el casco con el dragón culminándolo. Bajo sus pies yace el cuerpo decapitado en una extraña posición, tomándose uno de sus pies, mientras su otro brazo cuelga desfallecido. En el pedestal hay figurines (bronceti) de Danae, Hermes, Júpiter y Juno y, más abajo, un relieve del mito del rescate de Andrómeda.

La obra en sí posee una gran cantidad de magistrales detalles que revelan el origen orfebre de Cellini, como la fiera máscara que forma la parte posterior del casco alado de Perseo y la cabeza de Medusa, con sus dientes entre los labios separados, entre otros.

Benvenuto Cellini fue un genio escultor que a pesar de lleva runa vida complicada, abrió nuevos horizontes con sus obras, especialmente con su Perseo, tanto en la teoría como en la práctica de esta técnica artística. Esta obra maestra puede visitarse en la Loggia dei Lanzi en la Plaza de la Señoría de Florencia.

Foto vía: wikimedia

Imprimir

Etiquetas: , , , ,

Categorias: Arte y Cultura, Florencia



Deja tu comentario