Parque Nacional de Circeo, en la región de Lacio

Parque Nacional de Circeo en Lacio

Considerado como el segundo parque natural más antiguo de Italia, posterior al de Abruzzo, el Parque Nacional de Circeo (o Parco Nazionale del Circeo) se sitúa a kilómetros de la ciudad de San Felipe Circeo, en la región de Lacio (Italia) y posee una superficie de 5.600 hectáreas.

Inaugurado en el año 1934 por Benito Mussolini, el sitio sirve como hogar a más de 25 especies de aves, insectos, anfibios y peces, y ahí mismo se localiza la Selva di Terracita, quien fue la encargada de permitir la realización del Parque. Es así, que ingresando al área, podéis observar tantas formaciones orográficas como os imaginéis, las cuales se dividen según el hábitat: promontorios, zonas húmedas, bosques y dunas, entre otros.

El primero de ellos es el bosque y en él viven cantidades de animales como zorros, liebres, comadrejas, topos, búhos, ruiseñores, petirrojos. Asimismo se encuentra bañado de vegetación mediterránea y altísimos árboles, sobre todo los correspondientes a las especies roble o cerro.

En tanto al espacio de las dunas, podéis disfrutar de 22 kilómetros de costa, donde relucen las playas con arenas blancas. Si tenéis pensado visitarlas, pues la época de primavera es la más aconsejada, pues florecen cantidades de plantas brindando un hermoso colorido. Aquí viven animales como zorros, conejos, escarabajos y lagartos.

Por otra parte, el Parque Nacional de Circeo cuenta con una zona húmeda compuesta por cinco lagunas de poca profundidad. Cabe señalar, que durante el año 1976, dicha área fue considerada como “Humedal de Interés Internacional”. Vale señalar que aquí habitan algunas especies de aves acuáticas y otros tantos animales, por lo que en vuestros viajes a Roma no podéis pasar por alto este lugar.

La cuarta zona es la Isla Zannone, con numerosas especies migratorias comunes a otro tipo de entorno (como por ejemplo el halcón peregrino, mariposas, arañas y mamíferos como el muflón, importado hacia la isla en el siglo XX).

Y por último, el promontorio cuenta con dos secciones. En la parte norte, está la sección fría, con climas húmedos y bañado de morrales. Y por el otro, está la sección caliente, donde se destaca la presencia de sabinas, con postura retorcida por los vientos, el océano y la única palmera que se localiza allí.

Foto: elicriso

Imprimir

Categorias: Lazio



Deja tu comentario