La Fontana Maggiore de Perugia

Ubicada en la Piazza IV Novembre (o Piazza Grande) de Perugia, capital de Umbría, y cerca de la catedral, se encuentra la Fontana Maggiore realizada por el escultor Nicola Pisano y su hijo Giovanni en el año 1280. Esta revela una sensibilidad por la escala y la composición propias de la arquitectura, que es típica de Nicola y que ya hemos contemplado en otra de sus obras, como el púlpito del Baptisterio de Pisa.

De lento y amplio impulso ascensional, la fuente tiene una planta poligonal y escalones circulares; las veinticinco caras del polígono de la taza inferior están decoradas con cincuenta bajorrelieves sobre un fondo liso, enmarcados arquitectónicamente. Una amplia taza superior descansa sobre columnas, taza cuyos doce lados se encuentran subdivididos y vertebrados por figuras. La pesada columna y taza central están realizadas en bronce con remate formado a base de cariátides.

En la taza inferior se ven representados los meses del año, la Filosofía y las Artes Liberales; el león de los güelfos, el grifo de Perugia, águilas romanas y escenas de la historia bíblica y romana, incluso escenas de las fábulas de Esopo. En la taza superior aparecen reyes y profetas, personificaciones del lago Trasimeno, de la pesca y de Chiusi, el granero de Perugia; figuras heroicas de la historia de la ciudad acompañan a las personificaciones de aspectos civiles y religiosos de Roma y de la propia Perugia.

La construcción de la Fontana Maggiore está muy relacionada con el periodo de consolidación militar y de desarrollo económico, político e intelectual del momento, y todo ello fue lo que Nicola perpetuó en su fuente. Las fluidas y curvilíneas vestimentas traen a la memoria las prácticas francesas. Las figuras de las esquinas manifiestan un registro estilístico similar, aunque más restringido, y una divergencia semejante entre aquellas que conservan aún una hierática posición frontal y aquellas otras que revelan la perspectiva de tres cuartos.

Para ese entonces el hijo de Nicola, Giovanni, ya era un artista desarrollado e independiente (recordemos su obra en la fachada de la Catedral de Siena); las dos águilas de la taza inferior son obra exclusiva suya. El grupo de cariátides muestra un logro técnico del mayor rango; estas fueron fundidas con el método “cire perdue”, favorito de los romanos y los etruscos por la finura de sus resultados. Son figuras solemnes y delicadas de líneas puras y suaves que constituyen una cumbre digna en toda la obra de los Pisano.

Foto vía: wikimedia

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Perugia



Deja tu comentario