Metaponto, con sabor a la Magna Grecia

Metaponto

Sobre Italia regresa de nuevo a la región de Basilicata, situada en el sur del país, para empaparse de un rincón lleno de historia, y que transportará al visitante a uno de los períodos más florecientes de la Grecia clásica. El destino elegido no es otro que Metaponto, una pequeña pero interesantísima localidad de la provincia de Matera.

Sin ir más lejos, Metaponto fue uno de los lugares estratégicos de la Magna Grecia, al albergar encarnizados combates entre helenos y romanos. Pero no sólo eso: también se convirtió en refugio del líder cartaginés Aníbal y en testigo de la muerte de Pitágoras, quien falleció en su suelo en circunstancias poco claras.

En cualquier caso, la apariencia actual de Metaponto no revela su esplendoroso pasado. Hoy, es una fracción del municipio de Bernalda (cuenta con unos 3.000 habitantes),  situada en la costa y que aún permanece ajena a los estragos del turismo de masas. En cualquier caso, su mayor reclamo son las ruinas griegas, que dan fe de la pujanza que llegó a alcanzar.

El enclave que no debe faltar en ninguna visita es la Tavola Palatina, un templo griego de estilo dórico y erigido entre los siglos VI y V a.C. Para acceder a este lugar en vehículo privado, hay que reseguir la carretera nacional que conduce hasta Tarento y, a unos 5 km, tomar un desvío hacia el norte desde el que es posible llegar a las ruinas.

Asimismo, otro enclave que no hay que dejar de descubrir es el Parque Arqueológico (se halla a tan sólo 2 km en dirección a la Tavola Palatina). Una vez allí, el recién llegado tendrá la oportunidad de admirar el recinto íntegro de un establecimiento de la Magna Grecia (muy parecido a las ruinas de Empúrias, en Girona). Lo más remarcable es el templo de Apolo Licio y el Museo Nacional Arqueológico.

Finalmente, a 18 km circulando por el litoral hacia Calabria, se despliegan las ruinas de Pelicoro, una antigua ciudad griega, con su Museo Nacional della Siritide.

Foto vía: Farsergio

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Matera



Deja tu comentario